+ WEDO WHATYOUdon't
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» One Day Too Late { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Afiliación Normal }
Sáb Jul 30, 2011 6:15 pm por Invitado

» Petición de pj's.
Jue Jul 28, 2011 2:03 pm por Patrick

» El mandato de la rosa (Elite)
Dom Jul 24, 2011 8:41 pm por Invitado

» Can't keep us underground { Fame Sucks } // Normal
Miér Jul 13, 2011 6:30 am por Invitado

» Sweet Bloody Murder {Normal}
Mar Jul 12, 2011 9:23 am por Invitado

» Fragile Eternity [Cambio de dirección]
Sáb Jul 09, 2011 12:39 pm por Invitado

» Lose My Life {Or Lose My Love} [The Vampire Diaries RPG] ¡FORO NUEVO! -Afiliación Normal-
Lun Jul 04, 2011 1:04 pm por Invitado

» Marauder Map RPG (Normal)
Sáb Jul 02, 2011 2:19 am por Invitado

» Vampires Again { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { NORMAL }
Miér Jun 29, 2011 2:31 pm por Invitado


¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Miér Abr 27, 2011 12:38 am.




















{Cerrado. Sólo por invitación formal de alguna admin.}




Peter Wesley Pannett

Ir abajo

Peter Wesley Pannett

Mensaje por Peter W. Pannett el Mar Mar 29, 2011 11:14 am

INFORMACIÓNBÁSICA
Nombre Completo: Peter Wesley Pannett Geldhof.
Apodos: Peter Pan, Wess, niño grande, infantilón, entre otros.
Fecha de Nacimiento y Edad: 20 de Diciembre de 1981. Tiene 30 años.
Procedencia: Inglesa. Otro londiense.
Ocupación:: No trabaja. Es un mantenido por sus padres.

INFORMACIÓNFÍSICA
Descripción Física:
Verás a muchos hombres más altos, más fuertes y guapos que él, de eso seguro. Pero es innegable el hecho de que este chico tiene un no se qué que atrae la atención de las mujeres a su paso. Es atractivo, pues su rostro se compone de facciones bonitas, incluso algo aniñadas a pesar de encontrarse en su treintena. Labios rosados y finos, siempre con una pícara sonrisa en ellos, entre tontorrona e ingenua. Mirada dulce, extremadamente dulce y expresiva; de ojos grandes, vivos, de color azul profundo como el mar abierto, centellantes cual diamante Hope. Sus ojos están enmarcados por unas cejas pobladas del mismo color castaño límpido de su perfectamente peinado cabello, levemente engominado en las puntas. Rostro ovalado y de piel tersa, con alguna peca esparcida por la cara y el cuerpo. Tez suave al tacto, de un color canela pálido tenuemente rosado por los rayos del Sol. Hombre de complexión alta y delgada, mide 1'80 aprox. Espaldas anchas y brazos y piernas fuertes. Están ejercitadas con regularidad debido a sus muchas actividades. Hiperactivo. No puede estar quieto nunca. Su aspecto en general es el de un hombre mimado; siempre afeitado, siempre bien peinado y arreglado hasta el último detalle, con las ropas bien colocadas y combinadas... como si la mano de una madre estuviese detrás de toda esa estabilización. Que es el caso, señoritas. El hombre metrosexual por excelencia. Perfecto, presumido e impecable en la forma de vestir.
INFORMACIÓNPSICOLÓGICA
Descripción Psicológica:

- ¡Venga ya, Peter!, ¡Despierta ya de tu mundo! -saltó de repente el amigo al ver la habitación de Peter.
- ¿Qué quieres decir con eso? -farfulló por lo bajo, molesto.
- ¿Me lo preguntas de verdad? ¡búscate a una novia!, ¡cásate!, ¡ten tu propia familia!, ¡madura como nosotros!
- Yo he dejado de crecer y no pienso meterme en el mundo de los adultos. -sentenció, serio.
- Pero venga, tío. ¿Te estás escuchando?
- Sí, claro. Y no pienso estar atado a una vida estructuradamente planificada como la tuya. ¿Sabes qué es lo que me diferencia de ti y de los demás?
- No sé si me gustaría saberlo... - rió el amigo, bromeando.
- Que yo no he dejado de soñar, tío. -sonrió ampliamente cual niño.

El amigo tan sólo se limitó a negar con la cabeza, pero en el fondo, esas palabras, le hicieron pensar.


¡Huye capitán Garfio!, ¡que aquí llegó Peter Pan! Sí, como escucháis. Nos encontramos con un hombre distinto al resto, o mejor dicho, con un niño grande. Ese es él. El que te garantiza aventuras y diversión a la par que riesgo y algún que otro moratón en la piel. Junto a él volverás a tu dulce infancia o aquella que jamás tuviste. Te dejarás seducir por su naturalidad, sinceridad y, ante todo, por su inocencia. Tan puro e ingenuo como un crío de doce años para las cosas más usuales de la vida, y tan listo y perspicaz para esas cosas enrevesadas que se te escapan de las manos por su dificultad. Un hombre que enamora con la dulzura infantil que emanan sus ojos cada vez que te observa fijamente. Aquel que es capaz de arrancarte una sonrisa o hacerte reír con cualquier tontería -que siempre tienen un significado oculto- que salga de sus tiernos labios. Peter es el Sol radiante de las mañanas de solsticio. Sin embargo, hay que pensar que eso no es más que un problema, un transtorno neurótico que le afecta a él, a su vida, y a los que están a su alrededor; aquellos que sufren lo que Peter es incapaz de ver. La inmadurez que presenta debido a su sentimiento aferrado por no llegar a crecer nunca, hacen que le sea imposible relacionarse con los demás de forma normal. Temeroso de las responsabilidades, de las normas, de las aceptaciones, del compromiso, de todo lo relacionado con forjar vínculos maduros en relación a los demás. Le aterra el mundo de los adultos. Un hombre preso en su propio cuento. El protagonista de su propia historia. Peter es aquel hombre dependiente que está acostumbrado a que cuiden de él constantemente y al que jamás se le ha negado nada. ¿Cuidar de los demás?, ¿cuidar de sí mismo? Eso no es para él. Peter puede llegar a ser realmente insoportable cuando terminan por sacarle de sus casillas. No intentes hacerle entrar en razón, porque no funcionará. Su testarudez es peor que la de un niño. Su cegera es peor que la de un ciego. En ese momento es cuando mostrará las peores características de un “Peter Pan”; rebeldía, cólera y narcisismo.

Él, él y él. Sólo ver por él, por sus deseos, por sus necesidades, por sus más caprichos que necesidades, a decir verdad. Comprometido al no-comprimso. Nada puede obstaculizar su tan preciada libertad. Nadie tiene derecho de cortarle las alas. Es por ello que cuando intentan pararle los pies, cuando intentan curar lo incurable o, algo tan distinto como que las cosas no le han salido como imaginaba; saca a relucir su faceta de rebelde adolescente sin causa. Grita. Llora. Arrasa con todo a su paso. Es la unica forma con la que logra tranquilizarse. Como un niño. No es muy dificil contentarle, creédme. Con las cosas más estúpidas y sencillas lograrás ver una de sus bonitas sonrisas y recibir un abrazo. A pesar de sus berrinches infantiles, se muestra a los demás como un hombre encantador, simpático, adorable y bromista. Dispuesto a hacer reír a la gente en cada momento. Su sonrisa brilla de forma especial, así como sus irises azulados. ¿Conocéis el efecto boomerang? Peter no es una persona que se preocupe o se interese por los demás a priori si estos no tienen algo especial que capte su atención. Algo frío en eso de demostrar sus sentimientos o aprecio hacia sus amigos o familia. Es por ello, que podría decirse que lo devuelve todo como un "boomerang". Si le dan cariño, el será receptivo y les entregará el suyo. Si le hacen daño, hará exactamente lo mismo. Toma y daca y así sucesivamente. Si bien es cierto que le es más sencillo relacionarse con adolescentes y niños, tratar con personas más grandes no es que sea todo un reto para él; simplemente es algo más complicado si no logran entenderle o adaptarse a las características de su tan acentuado infantilismo. Ese es Peter. El que se tambalea entre la juventud y la madurez, entre el País de Nunca Jamás y el mundo real, cayendo preso de la tentación del primero. Un hombre que ha querido permanecer en su infancia feliz para no enfrentarse a la incómoda aceptación de límites que el ingreso a la vida social adulta comporta de modo insalvable.

- ¿Por qué lloras? - se arrodilló y la miró, preocupado.
- ¡Por que esos niños me han dicho que las hadas no existen! - lloró la niña, gimoteando.
- No les hagas caso.
- ¡Pero es cierto, no existen!, ¡no las he visto! - siguió llorando.
- ¿Sabes algo? Cada vez que un niño dice "yo no creo en las hadas”, en alguna parte cae muerta un hada. - le dijo, mostrando una de sus mejores sonrisas.
-¡Oh! Pobrecitas... - lloró más.
Peter compuso una mueca pensando que lo había fastidiado más e intentó arreglarlo. - Ehm... Lo que quiero decir, es que es tan fácil como creer.
- ¡Sí! - sonrió la niña mientras se frotaba los ojos.

Gustos:
» Jugar. ¿A qué? A lo que sea. En la calle, en los parques, subirse en los columpios, pasarse horas en su casa con la playstation, y un largo etcétera.
» Subirse y saltar en cualquier cosa; muros, escalinatas, barandillas y toda clase de obstáculos presentes.
» Salirse con la suya; ganar. Lleva toda la vida ganando, no ha perdido. Más que un gusto es una costumbre.
» Comer chucherías hasta el hartazgo.
» Las mujeres. Tontea con ellas. Les gusta a su modo. Es decir; desde el punto de vista de un niño grande.
» Derrochar el dinero en sus tontos caprichos.
» Le gusta alardear de saber hablar japonés.
» Patinar con el Skate.
Disgustos
» No salirse con la suya. Es algo que no soporta.
» Que le arrebatan las cosas, sus cosas. Son suyas y punto.
» Que sus amigos le digan que crezca de una vez.
» No poder volar.
» Ver a una persona llorar. O llorar él mismo por algún motivo.
» Cumplir años. No le afecta de forma tremenda, pero le desagrada.
» Que sus deseos no se cumplan.
» Que le acaricien el pelo con lentitud. Se queda dormido.
Defectos:
» Es una persona infantil. Sabe comportarse, pero termina saliendo el niño travieso que lleva dentro.
» No sabe perder. Cuando pierde, le entran sus berrinches y puede llegar a ser insoportable.
» Meterse en miles de líos por su forma de ser y divertirse. Es una persona de lo más traviesa.
» Es ingenuo para con las cosas más estúpidas. Háblale sobre sexo y saldrá corriendo.
» Es un hombre egoísta. No comparte las cosas y no es para nada generoso.
» No econocer un error ni pedir disculpas. Él es así, no lo hace adrede.
» Desordenado. Es lo que puedes esperar de una persona que no ha echo nada en la vida.
Cualidades:
» Es divertido. No hay más vuelta de hoja. Terminará por hacerte reír o, como mínimo, logrará sonsacarte una sonrisa. No lo dudes.
» Su excelente humor, a no ser que le hagas enfadar.
» Junto a él volverás a tu dulce infancia, o aquella que no tuviste. Recuerda; el es "Peter Pan".
» Por lo general es alguien sincero. Algo que se agradece en los tiempos que corren, ¿no?
Manías:
» Antes de irse a dormir empieza a botar encima de la cama.
» Observa a su sombra de imprevisto, por si esta hace un movimiento que él no ha realizado.
» Frotarse la nariz hasta quedársele enrojecida cuando está nervioso.
» Cuando se encuentra solo se habla a sí mismo en voz alta.
Fobias:
» No llegar a depender de sus padres. No sabría vivir solo. No sobreviviría.
» La muerte de un ser querido o la suya propia.
» "Llegar a crecer algún día".
» El compromiso, las relaciones estables, enamorarse... Todas las preocupaciones de la "gente mayor".

INFORMACIÓNFAMILIAR
Familia:
Philip Pannett - Padre. Hombre agradable, cariñoso y protector, sobreprotector. Sólo con su mujer e hijo. Como empresario famoso y multimillonario que es, muestra una faceta totalmente distinta, se hace respetar. Está casado con Josephine, su único y verdadero amor. Es padre de solo un hijo, al que llamó Peter. Totalmente encaprichado con el pequeño desde prácticamente toda la vida, se lo ofreció todo en bandeja. Jamás le negó nada al pequeñín de la casa. Nada. Un padre consentidor que no se dio cuenta del error tan grande que había estado cometiendo.

Josephine Geldhof Pannett - Madre. Actriz de teatro. Una mujer enamorada de toda la vida de Philip, compañero de su instituto. Se casó con él y cumplió su deseo de ser madre. Tan emocionada estaba que, al igual que su marido, mimó, sobreprotegió, consintió todo al pequeño de forma exagerada. Le malcriaron de tal forma que cuesta imaginárselo. ¿Padres ricos y ocupados? Esos no eran ellos. Peter era la prioridad de los Pannett. Y sigue siéndolo. Porque Peter Pannett no ha crecido; al menos no en sus propios ojos o en los de su marido.
Historia:
Antes de nacer, todos los bebés son aves, es aquí donde nace la imagen de Peter, un niño, que cuando era un bebé, salió volando por la ventana de su cuarto mientras su madre dormía a causa de que aún no había perdido la fe en que podía volar, aun creyendo ser ave voló directo y de regreso a los Jardines de Kensington donde está el lago de la serpentina que es donde se encuentra la isla de los pájaros, llamada también "Nunca Jamás".
¿Quién no conoce la historia del entrañable Peter Pan?, ¿quién no soñó alguna vez volar e ir hacia el país de Nunca Jamás?, ¿quién no quiso convertirse en amigo de Los Niños Perdidos?, ¿quién no deseó ser pequeño por siempre? Es muy probable que todos nos sintiésemos identificados y tentados con dicha historia en algún momento de nuestras vidas. Y ahora os preguntaréis; ¿Qué une a Peter con ese personaje ficticio -a parte del nombre-? Mucho. Más de lo que os podáis llegar a imaginar. Quizás demasiado. Si no creéis en Campanilla y en todas las hadas que le siguen, creed en él, en su historia. En el nuevo Peter Pan. El real.
Peter Wesley Pannett nació hace treinta años en Londres. En una fría noche Invernal.
Los padres del individuo estaban llenos de dicha. Ambos esperaban a ese bebé con afán desde hacía meses y, ahora, sus sueños se veían totalmente cumplidos. Padres jóvenes, ricos, enamorados, con un hijo y con un futuro de los más prometedor tanto para ellos como para el propio hijo. O eso pensaban. La primera vez que Josephine tuvo que separarse del bebé fue cuando tuvo que viajar estrictamente por trabajo, y lloró. Sí, lloró por separarse de su hijo sólo por doce horas, el cual se encontraría en perfecto estado con su padre. Unos lo llamarían amor de madre. Otros, simplemente, locura, obsesión, ridiculez. Por otro lado, el patriarca de la familia, aquel que mientras sus socios empresarios se iban a tomar unas copas y, ¿por qué no? Trasnochaban en algún que otro local de strip-tease, se quedaba con su hijo, el cual apenas abría los ojos todavía debido a sus pocos meses de vida. La obsesión que manifestaban ambos padres por el pequeño de los Pannett llegaba a límites enfermizos, tanto, que prácticamente tenían el hospital dentro de la mansión por si algo pudiese llegarle a ocurrir al pequeño.

Pasaron los años y Peter se dejó querer, sobreproteger y consentir, por unos padres totalmente cegados por el pequeño. Que Peter fuera la mayor parte del tiempo un niño risueño, travieso y alegre, tan sólo fue una venda que les impedía ver en lo que realmente se estaba convirtiendo. Todas sus malas conductas eran perdonadas, así como sus berrinches, que no eran pocos. Era compensado sin motivo alguno con todos los caprichos que pedía día sí y día también. Para Peter siempre eran Navidades. Tenía todas las atenciones que le eran necesarias y de aquellas de las que uno no requiere. No aprendió a atarse él solo los zapatos hasta los quince años. Si se caía, él no se levantaba, le levantaban. Recuerda como el primer día de la escuela una profesora que captó la mala costumbre del crío le paró los pies; sin embargo, al día siguiente, ésta fue expulsada. Todos los profesores estaban comprados por la rica familia. Tenía amigos por doquier debido a su entrañable personalidad, pero también se ganaba muchos enemigos, los cuales derrotaba sin ni siquiera mover un dedo o decírselo antes a su padre. Sus padres ya se cercioraban por él de quienes le trataban mal. Peter era el pequeño principito tanto en la escuela como en casa.
- "A los niños nunca se les debería enviar a la cama, cuando despiertan son un día mayores." - leyó el padre.
- ¿¡¡¡Quéeeeeeeeeeeeeeeee!!!? - gritó el niño, incorporándose en la cama.
- ¿Qué ocurre, Peter? - le preguntó, extrañado.
- No quiero dormir, papi. Nunca más. - dijo, en un puchero, triste.
- Peter, te harás mayor como todo el mundo. Duermas o no. - rió el padre.
- ¡Yo no! Yo seré como Peter Pan. ¡Jamás creceré! - empezó a reír mientras saltaba sobre la cama.
Y no lo hizo. Cuando cumplió trece años como aquel personaje ficticio de la obra, decidió no crecer. Cuando sus padres quisieron darse cuenta, Peter ya tenía veinte años. Había dejado los estudios para vivir la vida a su manera; gastándose el dinero en caprichos pasajeros, jugando en la calle y en el parque con niños de trece y quince años, llegando a las tantas de la madrugada después de meterse en líos debido a su afán por tirar piedras con su tirachinas a sus ex-amigos que "decidieron crecer" , sorprendiéndoles mientras salían de las discotecas bebidos... Los padres del pequeño de los Pannett tardaron tres años en decidirse qué hacer con él. Tenían la tonta esperanza de que tarde o temprano... ¿Cual era la palabra?, ¿madurar? Sí. Exacto. Pero no ocurrió. Su comportamiento fue el mismo. Peter se había convertido en un niño grande .
SÍNDROME DE PETER PAN
El hombre/niño que se resiste a crecer es incapaz de cuidar y proteger a nadie así como de intercambiar papeles igualitariamente en el contexto de una pareja. Exhibe un desfase patológico entre su edad cronológica y su madurez afectiva. Hombres que presumen de joviales, simpáticos, infantiles. Promotores de mucha desdicha en las relaciones de pareja. Se trata de hombres que no han aprendido la diferencia entre haber crecido y ser adultos.
Sus padres son incapaces de hacer algo a pesar de que Peter necesita cambiar. Pero sigue siendo el niño de los ojos de mamá y papá. Ellos esperan lo improbable; que su hijo despierte de su burbuja infantil. ¿Cómo ayudarle?, ¿quitarle todos los caprichos?, ¿de verdad eso funcionaría? ¿Cómo curar lo incurable?, ¿cómo arreglar lo de un pasado ya lejano? Peter decidió no crecer y él es el único que puede cambiar eso. Ahora, con treinta años, la vida de Peter no ha cambiado; sigue siendo exactamente la misma persona de hace diecisiete años. Con sus juegos. Con sus travesuras. Con sus sueños. En busca de Wendy y Campanilla.


Última edición por Peter W. Pannett el Miér Mar 30, 2011 6:38 am, editado 7 veces
avatar
Peter W. Pannett

█ Ocupación : Vencer al capitán Garfio.
█ Mensajes : 146
█ Fecha de inscripción : 25/03/2011
█ Localización : En el país de Nunca Jamás.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Peter Wesley Pannett

Mensaje por Kayleight Van Ehrezveyg el Mar Mar 29, 2011 3:10 pm

Una vez finalices, postea a continuación.

·············································


Kayleight {Rolliere} Van Ehrezveyg
I'M YOUR PARTY GIRL

You don’t love a woman because she’s beautiful, she is beautiful because you love her.
avatar
Kayleight Van Ehrezveyg
Fuck You|| Admin }

█ Ocupación : Fotógrafa.
█ Mensajes : 89
█ Fecha de inscripción : 02/12/2010
█ Localización : En donde menos lo pienses.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Peter Wesley Pannett

Mensaje por Peter W. Pannett el Miér Mar 30, 2011 5:02 am


FICHA TERMINADA.
avatar
Peter W. Pannett

█ Ocupación : Vencer al capitán Garfio.
█ Mensajes : 146
█ Fecha de inscripción : 25/03/2011
█ Localización : En el país de Nunca Jamás.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Peter Wesley Pannett

Mensaje por Sally F. O'Driscoll el Miér Mar 30, 2011 6:53 pm

Ficha aceptada. Bienvenido *-*
avatar
Sally F. O'Driscoll
sex & drugs || admin.

█ Ocupación : Disfrutar de la vida ~
█ Mensajes : 188
█ Fecha de inscripción : 10/11/2010
█ Localización : En tú mente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Peter Wesley Pannett

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.